La Guardia Suiza Pontificia ya se encuentra en el Perú para supervisar la seguridad de todo lo que concierne a la visita del Papa Francisco entre el 18 al 21 de enero. Hoy estará en Puerto Maldonado y mañana en Trujillo, ciudades que forman parte del periplo papal.

VEA TAMBIÉN:

El papa visitará el Perú y esta será su intensa agenda

 

Pero qué es la Guardia Suiza y por qué se llama así, quiénes la conforman, qué requisitos se necesitan para integrar ese cuerpo de seguridad y cuál es su función. En la siguiente nota conocerás un poco más de este grupo de élite que no pasará desapercibido cuando el Sumo Pontífice se desplace por nuestro país.

A lo largo de la historia, los Papas y el Vaticano se han visto acechados por diversas guerras de poder y ambición, por lo cual hace seis siglos el Papa Sixto IV buscó un acuerdo con la Confederación Suiza para contratar mercenarios a sueldo que trabajen como miembros de su seguridad.

Tras una serie de reformas, el 21 de enero de 1506 y bajo el pontificado de Papa Julio II se fundó oficialmente la Guardia Suiza como cuerpo militar encargado de la seguridad de la ciudad del Vaticano debido a su gran reputación como los mejores militares de Europa.

Actualmente, la Guardia Suiza es el cuerpo de seguridad del Papa y la Santa Sede. Está conformada por el ejército profesional más pequeño del mundo, con un poco más de 100 soldados.

Sus integrantes son entrenados en autodefensa, así como tácticas defensivas utilizadas en la protección de muchos jefes de Estado.

Su comandante, con el rango de coronel, es la máxima autoridad del cuerpo militar. A ellos se suman el vicecomandante de la Guardia Suiza y un capellán, el teniente coronel, un oficial con el grado de comandante, dos oficiales de rango capitán, 23 mandos intermedios suboficiales, 70 alabarderos y dos tamborileros.

¿Quiénes pueden ser sus miembros?

Para ser miembro de la Guardia Suiza hay que cumplir unos requisitos específicos. Entre los principales figuran ser hombre, tener ciudadanía suiza, entre 19 y 30 años de edad, haber concluido la instrucción básica en las Fuerzas Armadas Suizas y haber obtenido certificados de buena conducta, nunca haberse casado, tener un título profesional o grado de secundaria, medir por lo menos 1.74 y ser católico.

Los guardias pueden tener novia, pero no casarse. Pueden hacerlo solo aquellos que ostentan grados superiores como capitán o comandante.

Cada 6 de mayo, y ante el Sumo Pontífice de turno, juramentan los nuevos guardias suizos, quienes así ratifican su compromiso de servirlo por lo menos durante 25 meses.

Uniforme característico

A estos guardias se les distingue por su uniforme multicolor, diseñado hace más de 100 años y hecho a la medida de cada uno de sus integrantes.

El color amarillo representa al Vaticano, el rojo es en honor al Papa Clemente VII y el azul por el Papa Julio II, portan una espada y un cinturón con sus iniciales.

En un lugar especial del cuartel se encuentran sus armas y armaduras hechas completamente de acero. Las usan tres veces al año: Para su juramentación el 6 de mayo, para Navidad y para la Pascua.

Las armaduras están compuestas por 7 partes y pesan alrededor de 15 kilos.

Después del quinto año de servicio, los integrantes de la Guardia Suiza pueden quedarse con el uniforme que usan y que despierta mucho interés entre los visitantes al Vaticano. No obstante, esta curiosa indumentaria es únicamente utilizada en el Vaticano.

Fuente: Andina

Tiempo Real en Twitter…