La plenipotenciaria Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela anunció este martes que adelantará las elecciones para el primer cuatrimestre, antes del 30 de abril. Nicolás Maduro aspirará a la reelección.

 

“Acuerda convocar para el primer cuatrimestre del año 2018 el proceso electoral (…) Antes del 30 abril debe haber elecciones en Venezuela para escoger al presidente de la República”, dijo el asambleísta y número dos del chavismo, Diosdado Cabello, al leer el decreto que propuso y fue aprobado de forma unánime.

El asambleísta justificó el adelanto como respuesta a las sanciones impuestas contra Venezuela y varios de sus funcionarios por parte de Estados Unidos y la Unión Europea, según él con el objetivo de “procurar el cambio de gobierno”.

Los comicios presidenciales estaban previstos para fin de año, pero analistas y opositores advertían que el gobierno los adelantaría para aprovechar la crisis de credibilidad y divisiones que sufre la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Cabello además confirmó que Maduro será el candidato del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela . “Nosotros no vamos a tener problema, tenemos un solo candidato para continuar con la revolución”, dijo, mientras el plenario coreaba: “Nicolás, Nicolás”.

 

— Maduro a la orden —

El presidente Maduro se declaró “a la orden” para reelegirse después de que la Asamblea Constituyente informara su decisión.

Si el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) “cree que debo ser el candidato presidencial de los sectores revolucionarios (…), estoy a la orden”, dijo a periodistas Maduro antes de un mitin en Caracas, definiéndose como “un simple trabajador”.

— El Grupo de Lima se pronuncia —

El Grupo de Lima rechazó la decisión del oficialismo de Venezuela de convocar las elecciones presidenciales en el primer cuatrimestre de este año porque imposibilita la realización de comicios “transparentes y creíbles”.

“Exigimos que las elecciones presidenciales sean convocadas con una adecuada anticipación, con la participación de todos los actores políticos venezolanos y con todas las garantías que corresponda”, dijo el canciller chileno, Heraldo Muñoz, al leer la declaración conjunta del bloque de países americanos al término de la reunión en Santiago.

“Unas elecciones que no cumplan estas condiciones, carecerán de legitimidad y credibilidad”, añade la declaración, firmada por cancilleres, vicecancilleres y representantes de Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía, Brasil, Costa Rica y Guayana.

Al final de la reunión, la cuarta del Grupo de Lima, los ministros americanos declararon que la presencia de “observadores internacionales independientes” es un requisito básico para la realización de elecciones en Venezuela.

El bloque reiteró su respaldo a la Asamblea Nacional (AN), elegida democráticamente y controlada por la oposición, y resaltó la “carencia de legitimidad y legalidad” de los actos emanados de la ANC, compuesta solamente por miembros del chavismo.

El Grupo de Lima exigió también una “investigación imparcial” de las “presuntas ejecuciones extrajudiciales” del inspector Óscar Pérez y otros seis integrantes del grupo de sublevados que lideraba.

Los catorce países que firmaron la declaración deploraron que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro se niegue a aceptar ayuda humanitaria.

TIEMPO REAL EN TWITTER…