Familia de cocinero peruano baleado clama por ayuda para salvarle la vida

0
6416

Hoy empieza Mistura, hay mucha alegría por los premios obtenidos por restaurantes nacionales en los premios San Pellegrino; pero en estos momentos un joven cocinero peruano se debate entre la vida y la muerte en el hospital Casimiro Ulloa y necesita urgente ayuda.

 

Se trata de Gonzalo Gómez Arango, de 25 años de edad, quien recibió un disparo de bala durante el intento de robo de su teléfono celular la noche del pasado viernes 20 de octubre, cerca de su casa en Chorrillos.

La bala impactó el hombro de Gonzalo, y al ingresar afectó en su trayecto varios órganos: hígado, pulmones, páncreas, intestinos y riñones. Los médicos lo han operado dos veces, debieron extirparle un riñón y realizan lavados diarios del páncreas, que no deja de drenar.

Gonzalo Gómez trabajo en Embarcadero 41 hasta septiembre, y había tomado el camino del emprendimiento culinario.

DOS MIL SOLES DIARIOS

Sedado, permanece internado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Casimiro Ulloa. Pero el drama no termina ahí: su modesta familia no puede solventar los dos mil soles diarios que cuestan las medicinas que lo podrían salvar.

El alegre y emprendedor Gonzalo no tiene ni idea del vía crucis que viven sus padres y amigos para conseguir el dinero que permite mantenerlo con vida.

Juan Zamora, amigo y colega, señala que por ejemplo una noche debieron recorrer todo Lima en busca de sulfato de magnesio, porque la farmacia del Casimiro Ulloa no lo tenía. Los médicos del hospital refieren a la familia un pronóstico reservado.

EMPRENDEDOR DEL SABOR

Gonzalo es un profesional de la cocina peruana especializado en pescados y mariscos, que ha integrado los equipos culinarios de reconocidos restaurantes miraflorinos, como Embarcadero 41 de la avenida La Mar y Aurelia de la avenida Angamos.

Realizó sus estudios de cocina en el Instituto Libertador de su barrio, Chorrillos. Tras su salida en septiembre de Embarcadero 41, decidió emprender el camino independiente junto con su socio de aventuras culinarias, Juan Zamora.

No podía cruzarse de brazos, así que empezó con la venta de cebiches de manera itinerante. La primera semana el punto de partida fue la casa de Zamora, en Los Cedros. El sábado 21 de octubre tocaba en la casa de Gonzalo. Pescado, limones y ajíes aguardaron en vano.

“Él es una persona buena gente, amiguero, feliz y trabajador; muy humano, apoya a todo el mundo. Tenemos pensado abrir un restaurante, somos como hermanos”, relata Juan Zamora, quien menciona que la especialidad de Gonzalo es el arroz con mariscos.

Su especialidad culinaria es la de productos marinos. Su especialidad, el arroz con mariscos.

URGE SOLIDARIDAD CULINARIA

Para recaudar fondos que permitan pagar las elevadas cuentas por medicinas y gastos hospitalarios –pues aún no se ha obtenido el SIS para Gonzalo–, su familia y amigos están realizando una pollada este sábado 28 de octubre. Doce soles que lo pueden salvar.

Sin embargo, se espera la solidaridad de la enorme comunidad gastronómica del Perú; que el discurso de la cocina sea de verdad solidario. Las donaciones se están recibiendo en la cuenta de ahorros BCP N°19130451990084, de Martín Gómez Arango, y en  la cuenta interbancaria BCP N° 00219113045199008454.