La obesidad se ha convertido en uno de los problemas de salud más serios del país, con una prevalencia de 70% según el Instituto Nacional de Salud, y la cirugía de la manga gástrica es a la fecha una de las terapias más exitosas para combatirlo, pues permite disminuir el índice de grasa corporal (IMC) de manera considerable y mejorar la calidad de vida, reduciendo la amenaza de daños a órganos tan importantes como el hígado.



El cirujano experto en procedimientos bariátricos de la Clínica Avendaño, Dr. Gustavo Salinas Sedó, despeja dudas y derriba mitos acerca de esta cirugía.

  • Es una operación riesgosa. Falso. Si lo fuera, no sería recomendada para las personas que sufren de obesidad. Gracias a esta cirugía se puede mejorar o remitir los males relacionados con el sobrepeso como enfermedades cardíacas, hígado graso, presión arterial alta, apnea obstructiva del sueño, diabetes tipo 2, accidente cerebrovascular, esterilidad, entre otros.
  • Es altamente invasiva. Falso. Es una cirugía mínimamente invasiva, un método que los médicos aplican precisamente para producir menos daño en el cuerpo que una cirugía abierta. Usualmente se siente menos dolor, la estadía es más corta en el hospital, se producen menos complicaciones como sangrados o infecciones, hay una mejor recuperación y estéticamente quedan solo muy pequeñas cicatrices.
  • Después de la operación se puede comer con normalidad. Falso. La cirugía de manga gástrica es una herramienta para que el paciente llegue a su peso saludable, una vez que el paciente llega a ese peso debe haber modificado sus hábitos alimenticios, esto incluye el poder comer todo tipo de alimentos pero siempre encontrando un equilibrio. En otras palabras, significa comer de todo en porciones pequeñas y variadas. Para que el paciente llegue a esta etapa, debe pasar por todas las dietas post cirugía que abarcan esta especialidad.
  • La recuperación es inmediata. Falso. El tiempo requerido varía según cada paciente. Se aconseja no hacer esfuerzo la primera semana, no manejar y no hacer ejercicios físicos que generen agotamiento. Muchas personas, después de someterse a la cirugía, retoman sus funciones laborales entre los 7 y 10 días.
  • Nunca más se sube de peso. Falso. El paciente puede volver a subir de peso si aumenta sus porciones o si ingiere alta cantidad de calorías a través de comidas con mucha grasa o bebidas alcohólicas. El estómago es un músculo y puede crecer nuevamente.
  • Cura la diabetes. Falso. La remite, pero no la cura; es decir, desaparece y posiblemente no necesite medicación; pero si la persona vuelve a subir de peso, puede reaparecer.
Compartir
facebook-profile-picture
Tiempo Real es un periódico digital independiente de interpretación, análisis e investigación de la actualidad global, nacional, regional y local.